sábado, 19 de octubre de 2013

FALSA ALARMA



a los amigos

Hay gente que te quiere, 
gente que se preocupa 
por vos. Aunque jamás 
te acerquen la tesera 
que circuya la herida, 
te dicen (no dejaron 
de decírtelo nunca) 
que saben que en tu grave 
cadena de miradas, 
aquella que forjaste 
hace ya mucho, aúlla 
una argolla demente 
que crujirá hasta el fin; 
y aceptan ese abismo 
sin más; y agradecés. 
Ecos y lejanías 
de puzzles y de esferas 
que cada anochecer 
entreteje y redacta 
y en que recién ahora 
conseguís relajarte. 

2 comentarios:

  1. Siempre hay alguien que nos ayuda a juntar las piezas que se nos caen de la mesa para armar el puzzle o que por lo menos se hacen los que no se dieron cuenta de los faltantes. Asi tal cual. Me gusta el poema.

    ResponderEliminar